Historia

Nuestros orígenes se remontan a un pueblo aborigen llamado “Skukey”, que en dialecto Cuica significa “Lugar de muchas Nubes o Tierra de Nubes”, pueblo trabajador y forjador en la agricultura, artesanía, y de gran riqueza ritual. A la llegada de los españoles, a través de la invasión violenta, se destruye el acervo cultural de esta población, que a pesar de los años continúa resistiendo.

Este Municipio se caracteriza principalmente por su producción agrícola, en rubros tales como café, cambur , aguacate, naranja, entre otros, así como un clima maravilloso para el desarrollo turístico con una superficie de 198.08 km2, lo que representa un 2.3% de la superficiedel estado Trujillo, según censo 2.001 el nº de habitantes era de 20.796, tierra de nubes, poetas, artesanos, escultores y pintores. Cuna que vio nacer a Salvador Valero, Eloisa Torres, Antonio José Fernández (El hombre del Anillo), Antonio Pérez Carmona, Ramón Palomares, entre otros. Escuque tiene un potencial en hombres y mujeres hacedores de sueños y esperanzas.

Escuque cuenta con una memoria histórica viva representada en hombres y mujeres que han vivido su historia y que pueden contarla a través de sus anécdotas y vivencias. Escuque pasado, presente y futuro.

El 15 de junio de 1831 fue restablecida la Primera provincia de Trujillo, formada en aquel entonces por tres cantones: Trujillo, Boconó y Escuque.

En 1844 la diputación provincial de Trujillo, institución equivalente a la actual asamblea legislativa, crea la parroquia la Unión, del Cantón Escuque.

El 28 de abril de 1856 fue sancionada la Ley de División Territorial. Según esta ley la Provincia de Trujillo quedaba dividida en cuatro cantones: Trujillo, Escuque, Boconó y Carache. Al cantón Escuque quedaron adscritas las siguientes parroquias: la Unión, Betijoque, Sabana Larga, Motatán, Valera, La Ceiba, la Ceibita, San Gregorio y Monagas.

En 1864 fue sancionada la constitución regional de Trujillo, entidad que pasó a formar parte, conjuntamente con Mérida y Táchira, el Gran Estado de los Andes. Según esta ley, el territorio del antiguo cantón Escuque, quedó dividido en tres departamentos: Escuque, Valera y Betijoque.

Al llegar a Escuque los visitantes se encuentran con un clima muy agradable y gran cantidad de paisajes naturales como el Parque el golondrino, Río Blanco y Rió El Taladro.

Su topografía es ideal para el turismo ecológico y arqueológico , el cual podemos visitar en el cerro Pan de Azúcar, Candelaria, La Palma, El Paramito, Castillo de Reina, El Salao, Sicoque, (rico y Pobre), Garapao, Cerro Mirabel, Mesa de San Pedro, El Barquesy, Cerro Jajo, Los Tapiale, El Colorado (lugar donde esta la casa de Salvador Valero), Cerro Ponemesa, (lugar donde se celebro la Batalla de Ponemesa), Cerro Palmichero, Peña Azul, La Puyona.

A partir de 1881, Escuque dejó de llamarse Departamento y pasó a llamarse Distrito Escuque. La Capital del Distrito tenía para entonces una población de 5.561 habitantes; Sabana Libre, 2.221; El Alto, 2.007 y Monte Carmelo, 2.050 habitantes.

Un pueblo de momentos históricos.

Para el momento de la Independencia era, junto con Trujillo y Boconó, uno de los centros urbanos más desarrollados. Ello explica porque Escuque tuvo representación en la Junta Patriótica de Trujillo que, en 1810, declaró la Independencia de esta provincia, cuya Constitución fue redactada, precisamente, por un escuqueño: Fray Ignacio Álvarez y fue sancionada el 2 de septiembre de 1811, por el Congreso Provincial en el cual Escuque tuvo como su representante a Domingo J. Peña, otro escuqueño ferviente partidario de la Independencia.

Otro hecho digno de destacar, es que Bolívar estuvo aquí dos veces, la primera en la Campaña Admirable, en 1813, y la segunda en 1820 cuando vino a Trujillo a celebrar los Tratados de Armisticio y Regularización de la Guerra. En esta última oportunidad instaló su cuartel general en la casa llamada La Capilla, hoy desaparecida, y donde podemos leer, en una gran placa de mármol, la célebre Proclama que desde ahí dirigió a los corianos.

Muchos escuqueños participaron en la guerra de Independencia, entre ellos debemos destacar a Vicente de La Torre y a su hija Barbarita, la Amazona Trujillana, y también a Cipriano Díaz, quien se unió a las fuerzas de Bolívar, participó en la Batalla de Carabobo, acompañó a Bolívar en la Campaña del Sur y en la Batalla de Ayacucho recibió el título de Capitán.

Hechos Históricos

Gesto de Escuque

Cristiandad de José Gregorio

logo

Alcaldía Bolivariana del Municipio Escuque

G-20001132-7 - ©2019 - Todos los derechos Reservados
Página desarrollada por Inteleca